Todos podemos servir un plato más – Sustennials — Cultura sustentable

Todos podemos servir un plato más

Un grupo de amigxs ideó una forma fácil y simple de ayudar a personas en situación de calle. Servir un Plato Más invita a los vecinos a cocinar un plato extra en cada comida para compartirlo. Conversamos con los creadores del proyecto.


La idea surgió en pleno confinamiento por el Covid, durante el que un grupo de amigos pensó cómo podían ayudar a quienes están en situación de vulnerabilidad. Hoy 1.800 personas tienen la posibilidad de recibir un plato de comida gracias a esta iniciativa, que quiere erradicar la idea de «dar lo que nos sobra» y pasar a un paradigma donde la intención sea cocinar pensando que hay alguien más con quien compartir la mesa.

¿Cómo surge el proyecto?

Este proyecto nace en plena cuarentena, a principios del mes de Junio, surgió como una charla de amigxs: Bernardo Cenizo, Romina Rodriguez, Manuela Dicembrino. Estábamos movilizados ante las necesidades de muchas personas que veíamos que buscaban comida en la basura. En esa charla surgió ver de qué forma podríamos formalizar esto que cada uno hace y ver cómo hacer para replicarlo y que más vecinos se sumen 

¿Qué se les ocurrió?

En esa charla surgió de qué manera generar una forma fácil y concreta de ayudar, que sea viable. Y lo que se nos ocurrió es invitar a las personas a que a la hora de preparar una comida, calculen un plato (o más) por comida, para compartirlo con las personas que están en una situación difícil. Lo pensamos desde el lugar: “Te invito a mi mesa a comer”,  queremos sacar el concepto de dar sobras. Nuestro mensaje es «cociná y serví un plato más». Nos parece una ayuda muy fácil de llevar a cabo.

¿Cómo funciona?

La idea es acercarse  a un Punto Plato, que es un cajón de verdulería que reciclamos, lo pintamos de blanco y ponemos en la vía pública. Lo mantenemos limpio para que sea digno, para que quien quiera deje viandas de comida y otras personas puedan aprovecharlo. Se dejan los platos en viandas descartables tapadas (pedimos siempre reutilizar bandejas que tengamos que nos traigan los deliverys). Algunos vecinos dejan cartelitos con lindos mensajes o contando de qué es el menú.

De esta manera les estamos diciendo a las personas que la están pasando mal, “acá estamos, te invitamos a compartir un plato hecho con amor, pienso en vos, te invito a mi mesa a comer, te registro”. La idea es romper con la indiferencia y desde nuestro lugar hoy  es dando un plato de comida.

La idea es romper con la indiferencia y desde nuestro lugar hoy  es dando un plato de comida.

¿Cómo pueden sumarse los vecinos?

  • Cocinando uno o más platos, los días que quieran. 
  • Llevarlo al Punto Plato más cercano, que están habilitados las 24hs.
  • Las viandas se retiran en muy poco tiempo, porque hay gente que las está esperando. 
  • Difundir la idea entre sus vecinxs, familiares y amigxs para generar una red extensa solidaria.
  • Donar bandejas descartables. 
  • Donar pintura blanca de exterior, para seguir pintando los cajones e instalando estos puntos.

¿Dónde están los Punto Plato?

Hoy contamos con 62 Punto Platos, que Están distribuidos en 24 barrios de CABA y uno en Zona Norte (Florida). Los vecinos se convocan de forma voluntaria a ser responsables de cada Punto, llevar los platos y dar a conocer la iniciativa a la gente del barrio, generando una red. Y a mantener el punto plato en condiciones de higiene.

• Existen 62 Punto Platos distribuidos en 24 barrios de CABA y uno en Zona Norte (Florida).

1.800 personas hoy tienen la posibilidad de recibir un plato de comida

¿Cuál es el alcance del proyecto?

Empezamos compartiendo 30 platos por semana. Al mes se compartían 400 por semana y al día de hoy son más de 1800 platos por semana. Hoy 1.800 personas tienen la posibilidad de recibir un plato de comida, gracias a Servir un plato Más.

¿Qué significa para ustedes estar impulsando un proyecto así?

Creemos que somos muchas personas haciendo poquitos platos, al ser una alternativa replicable, en todo momento alguien que lo necesita, está recibiendo un plato de comida. En vez de buscar en los contenedores de basura, queremos que lo busquen en un lugar digno, limpio y que sepan que cada vianda está hecha con mucho amor.